martes, 6 de octubre de 2009

¿QUE TIENE SANLUCAR? explicado en un documental



Algo más de ocho minutos ha bastado a los alumnos del Curso de Guionistas para, en colaboración con los alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria Barrameda -recientemente clausurado - dar a conocer al mundo a través de youtube la característica que distingue al municipio de otros.


Bajo el título “¿Qué tiene Sanlúcar?”, el guión elaborado por Chatono Contreras realiza un recorrido por el municipio. Los protagonistas son los visitantes y sanluqueños, que ensalzan las peculiaridades de la ciudad, destacando sobre todo, el carácter de su gente.

Pero el documental, dirigido por Hilario Abad y que fue rodado entre los meses de mayo y junio de 2009, persigue concluir que la seña de identidad de Sanlúcar es la Manzanilla. “La habrá en muchos lugares del mundo, pero es lo que tiene Sanlúcar que no tiene nadie más en el mundo porque sólo se cría así”, relata uno de los ciudadanos que aparecen en el vídeo.



Así, el resto de características de las que hablan otros protagonistas, como la situación geográfica o los vientos, acaban configurando la seña de identidad de la ciudad, ya que la manzanilla sólo se produce en Sanlúcar por su especial climatología que influye en el velo de flor que produce el vino, la manzanilla en rama.



En el documental -publicado este domingo- se hace referencia también a la monumentalidad del municipio, su gastronomía y el entorno natural, así como “la mejor puesta de sol del mundo”. Una iniciativa con la que los alumnos de este curso han querido mostrar al mundo que “Sanlúcar debe ser una ciudad conocida por todos”.



lunes, 5 de octubre de 2009

El arma secreta de un vino único, La Manzanilla en rama

Barbadillo mantiene desde hace décadas técnicas artesanales para la elaboración de su manzanilla en rama.


La proporción exacta es de seis huevos por cada 500 litros, es decir, de media docena por cada bota de vino. Ésa es la receta con la que la bodega sanluqueña Barbadillo elabora su Manzanilla en Rama, ese vino único que se embotella sin haber sido sometido a ninguna técnica industrial de filtrado y que en cada estación sale al mercado para el disfrute de los aficionados a las pequeñas joyas enológicas que aún perviven en el Marco de Jerez.


Y es que el arma secreta que consigue que la manzanilla en rama mantenga todo el sabor y características que tenía en la bota pero que, al mismo tiempo, presente un aspecto limpio, nítido y sedoso es el proceso de clarificación al que somete Barbadillo a las botas que se reservan para producir este caldo.